Review Seydel Open Chile 2018: cuando las armónicas suenan sin parar

0
378 views

Ante un Bar Grez repleto de público, los 14 finalistas de la competencia de armónicas Seydel Open Chile mostraron lo mejor de sus habilidades frente a un selecto jurado. Con una amplia convocatoria y un alto nivel de interpretación de parte de los participantes, la jornada resultó un total éxito.

Existen eventos que, con su solo anuncio, son capaces de causar especial revuelo y expectación. Eventos que tienen una posición privilegiada en el imaginario colectivo, que son esperados y agradecidos por el público en cada edición.

El torneo de armónicas Seydel Open Chile es uno de ellos: concebida como una instancia de intercambio y encuentro entre armonicistas de distintos niveles, la competencia es auspiciada por la prestigiosa marca alemana de armónicas Seydel. Desde su primera edición, realizada en 2014, Seydel Open Chile se ha posicionado como uno de los encuentros de armónica más importantes de Sudamérica.

La final de la competencia se realizó el pasado sábado 7 de abril en un Bar Grez repleto de público. Con una selección de 14 finalistas, elegidos de un total de más de 40 postulantes, el torneo se inició luego de una presentación del jurado, pasadas las diez y media de la noche.

El encargado de abrir la competencia fue Martín Poblete, ganador de la edición 2014 del torneo. Acompañado de la sólida banda soporte del evento, compuesta por Nicolás Pozo en batería, José Miguel Carrasco en guitarra y Tomás Brunetti en batería, el armonicista oriundo de Temuco abrió los fuegos ante una audiencia y un jurado que, durante toda la noche, se mantuvieron altamente involucrados en las presentaciones de los participantes.

Pero no fue el único competidor que se repetía el plato: otros competidores como Luis Gostín (tercer lugar en 2014, segundo lugar en 2015), Christian Moren (mención honrosa en 2014, primer lugar en 2015) y Alfonsina Henríquez (mención honrosa en 2015) también tuvieron la oportunidad de subir nuevamente al escenario del Seydel Open, luciendo el gran avance que han tenido como instrumentistas en los últimos años.

Al igual que en años anteriores, la participación de armonicistas de varias regiones del país le dio al Seydel Open Chile una relevancia nacional. Vistosas presentaciones, como el novedoso espectáculo del talquino Miguel Fuentes, experimentado músico callejero, la elegante propuesta del angolino Rodrigo Hormazábal, el único participante que se atrevió a lucir sus dotes de cantante, y el frenético fraseo del chilote Dieter Hein, dieron al Seydel Open 2018 una colorida variedad de estilos, escuelas y enfoques musicales.

La noche estuvo plagada de momentos memorables: la impecable interpretación de Matías Rossel sobre una base de jump blues, con cortes y guiños al clásico Caledonia, la forma en que la participante Dani Sepúlveda sobrellevó las dificultades técnicas para lucirse con una excelente ejecución, y el sorprendente debut de Jonathan Llao, mantuvieron al jurado y al público sentados constantemente al borde de sus asientos.

Tras la presentación de los participantes, fue momento de que los miembros del jurado se lucieran también. Juntos y por separado, el público tuvo la oportunidad de disfrutar de los diferentes estilos que cultivan cada uno de ellos: el blues rock de Claudio “Bluesman” Valenzuela, la fusión latinoamericana en armónica cromática de Daniel Bahamondes, el jazz de Cristian Inostroza y el blues tradicional de la invitada internacional Ximena Monzón, que sorprendió con su magnético carisma, fueron parte de un largo e intenso segmento cargado de virtuosismo. La participación de músicos invitados como Cristóbal Sanhueza en guitarra y José Opazo en batería no hizo más que mejorar la jornada, con su contribución a un show de altísima calidad.

Pero la noche avanzaba y ya era hora de nombrar a los ganadores.

Dado el alto nivel de los participantes en general, y en vista de la dificultad de dirimir entre competidores muy parejos entre sí, el jurado decidió ampliar el podio y duplicar el número de premiados. Así, en lugar de tres, fueron los seis primeros lugares los merecedores de un reconocimiento.

El sexto lugar se lo llevó el destacado músico urbano Tomás Ojeda.

El poder femenino se hizo presente en el quinto lugar, con el premio otorgado a la armonicista Dani Sepúlveda.

El cuarto lugar se lo llevó una de las revelaciones de la noche: el talentoso debutante Jonathan Llao.

El tercer lugar lo obtuvo un joven y destacado talento del sur de Chile: el chilote Dieter Hein.

En el segundo lugar, y obteniendo su segundo premio en un Seydel Open, se ubicó Martín Poblete.

Y el primer lugar, tras un largo suspenso con redoble de tambores, fue entregado a una sola voz por todo el jurado: el merecido ganador del Seydel Open Chile 2018 fue Matías Rossel.

La jornada cerró entre aplausos, abrazos y vítores de sus amigos, muchos de ellos también participantes de la competencia, que acompañaron su camino al escenario a recibir su premio. Con una sonrisa que no se borró en el resto de la noche, un emocionado Matías dio las gracias por el reconocimiento y cerró el Seydel Open 2018 con una postal para el recuerdo: el jurado y los ganadores tocando juntos arriba y abajo del escenario, mezclándose entre el público, hasta que no les quedó aire para seguir tocando.

Martín Poblete Lasserre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here